Abrir menu Abrir menu Volver

La Brújula

Mari Carmen Chaves
En otros lugares no dan tanta importancia a nuestro trabajo. Quieren más producción. Y sobre todo no se preocupan así de la gente
mari carmen chaves51 años, Empacadora.

Siempre le gustó, dice, trabajar en esto. “Debe ser esa la razón por la que aguanto tanto en el oficio”. Conocía esta fábrica, en la que lleva trece años, por su fama. Recuerda que cuando empezó en la profesión, en otra empresa, el trabajo solo llegaba para unos días o a la sumo para unas semana al año. “Esto ha sido un cambio al cien por cien. Aquí tenemos trabajo durante meses enteros; durante casi todo el año”.

Agradece especialmente que les reconozcan a todas que lo hacen bien. Algo que no le ha ocurrido con frecuencia fuera de aquí. “Yo trabajo como si fuera para mí. Aparte, que te digan que lo haces bien te llena de satisfacción y trabajas más a gusto”. Dice que en otros lugares no separan tanto, no cuidan tanto pescados y mariscos: “Quieren más producción. Y sobre todo no se preocupan tanto de la gente”.

Mari Carmen asegura que la tratan como si fuera una más. Y que se siente bien y respetada. “Me parece que estoy viviendo un sueño del que no quiero despertar. No quiero que se acabe”. Cuando le pides que defina cómo es el trato hace una pausa. Parece que va a decir que las tratan como a reinas pero en el último instante corrige para decir que las tratan como a damas. “Y no estamos acostumbradas”, concluye.